La seguridad ante todo... si quieres volar


Todos los fines de semana desde hace varios meses visito el frío hormigón del aeropuerto de Mazo.
Sus instalaciones no son nada acogedoras, ni hospitalarias, y en su inmensidad gris puedes ver vagar como almas en pena a los pocos usuarios que lo utilizan. 





















Pues bien, debo viajar a Tenerife o Gran Canaria, y en estos viajes no puedo facturar por premura de tiempo así que el equipaje de mano me acompaña todas las semanas.  Mi maleta de ruedas y el maletín del portátil son una extensión de mi cuerpo.



Hay que pasar el control de seguridad...  Y empieza el despelote.  Cojo tres bandejas plásticas y a dejar todas las pertenencias...  primero el documento nacional de identidad y la tarjeta de embarque que acabas de recibir en el mostrador de facturación, luego dejas la cartera, la calderilla, el paquete de chicles, las llaves del coche, el móvil..., y prosigues, fuera chaqueta y el cinturón... Ahora toca abrir el maletín del portátil y quitar el dispositivo electrónico más el ladrillo de cargador que lleva aparejado... pero aquí no acaba el trasiego y continuamos abriendo la pequeña maleta donde hay que sacar el neceser y de dentro de éste una bolsa plástica con los botitos de líquidos...



Antes viajaba con la cámara de fotos, mi Nikon. Ahora me lo pienso muy mucho porque es otro bulto más a dejar en la bandeja y no hay manos para tanto.




Ahora sí... ya listos para que pite el arco de seguridad. Y pita porque le ha dado la gana, si no llevas nada encima... le comentas al segurita que te revisa, y te contesta, "no puedes rozar el arco de seguridad"..., y puede ser, porque si me aguanto los pantalones con los brazos en jarra lo rozaré.... mejor eso a que me lleguen a los tobillos, pues que pite !!




Una vez has pasado la divisoria entre lo racional y lo ridículo toca hacer la misma operación a la inversa aún con el resuello de tanto ajetreo.


Lo peor es pensar que al día siguiente te espera el mismo proceso en el aeropuerto de los Rodeos o Gando... y  a la semana siguiente la operación se repite dos veces... y al mes, cuatro veces para allá y otras cuatro para acá... y al año...

Lo que es una acción simple para viajar, sin más, se acaba convirtiendo en algo pesado y monótono, tedioso y aburrido, fastidioso y molesto...  Ya tengo pesadillas la noche anterior a viajar.




Ha cambiado la normativa comunitaria sobre seguridad a la hora de viajar con equipaje de mano. Les dejo el enlace sobre este tema de Aena: Nuevas medidas controles de seguridad Aena



Recuerdo hace unos años la noticia de Joan Laporta, entonces presidente del F.C. Barcelona, se desnudaba y terminaba en calzoncillos en un control del aeropuerto del Prat.  


No es santo de mi devoción pero ahora lo entiendo perfectamente...

Visca el Barca !!! y sus cuyons...





Las personas que viajan en avión con mucha frecuencia son unos santos y deberían tener una recompensa por aguantar estoicamente la repetición de la jugada una y otra vez...

He probado a pasar el arco de seguridad con el cinturón puesto y no me ha pitado. He probado a pasar un tarro de cristal de colonia dentro del neceser sin separar en la bolsita plástica y no han dicho ni mu...

Espero que a partir de ahora sea efectiva esta medida y requisen cantidad de sustancias prohibidas que no sean colonias, geles, zumos, agua,..., que es lo que han visto requisar mis ojos hasta la fecha.

Y tengo dos opciones, o viajamos menos (va a ser que no), o aguantar el berrinche escribiendo este artículo en mi blog... (va a ser que si).










Ding Dong ...pasajeros con destino a La Palma vuelvan a pasar el control de seguridad...






Entradas populares